martes 2 de septiembre de 2014

Los argentinos y el consumo de alcohol

por Jimena Laclau

MIERCOLES 02 DE ABRIL DE 2008

TNS Gallup realizó una encuesta a nivel nacional que indagó sobre los hábitos, opiniones y actitudes de los argentinos en relación al consumo de alcohol. La encuesta, que entrevistó en su domicilio a 1000 personas de todo el país, muestra interesantes diferencias en el consumo de alcohol de los argentinos según su edad. El consumo crece entre los jóvenes pero los bebedores adquieren distintos hábitos según su segmento etáreo: la frecuencia tiende a aumentar entre los mayores, pero son los jóvenes los que ingieren más cantidad cada vez que consumen. Infobrand publica a continuación el informe dado a conocer por esta investigadora.

Si bien la media de ingesta de alcohol por ocasión es 1 o 2 tragos, casi 6 de cada 10 consumidores de alcohol manifiestan haber consumido 5 o más tragos de una sola vez en los últimos 12 meses.
Por otro lado, los argentinos tienen opiniones divididas sobre si las personas son lo suficientemente responsables como para cuidarse a si mismas de los daños vinculados con el alcohol o si, por el contrario, es necesaria la intervención del Estado. Si bien la gran mayoría opina que los controles de alcoholemia reducen el consumo de alcohol en los conductores, y considera además que debería bajarse el nivel de alcohol permitido para conducir, una proporción importante no conoce cuál es el nivel permitido.
En cuanto a posibles medidas que se podrían implementar para limitar el consumo de alcohol en la población, los entrevistados no creen que el aumento de los precios de las bebidas alcohólicas sea una medida eficaz. Por otra parte, acciones como poner advertencias para embarazadas y conductores en las botellas de alcohol y prohibir las publicidades dirigidas a los jóvenes logran una amplia aprobación por parte de los entrevistados.
Por último, al final de este informe se incluye un apéndice con datos del estudio Eurobarómetro realizado por TNS que muestran algunas similitudes y diferencias interesantes entre nuestro país y Europa.

Frecuencia y cantidad de consumo de alcohol

El 44% de los entrevistados manifestó haber consumido bebidas alcohólicas en los 30 días previos al estudio, mientras que el 56% dijo no haberlo hecho. El consumo declarado de alcohol aumenta claramente en los hombres respecto de las mujeres (64% contra 26%). También crece a menor edad (50% o más entre los individuos de 18 a 34 años, contra 28% de los mayores de 65 años), a mayor nivel educativo (53% entre los universitarios contra 41% los de educación primaria), y a mayor nivel socioeconómico (68% en los grupos más altos contra 40% en los más bajos).
En cuanto a la frecuencia de consumo de alcohol, cuatro de cada diez entrevistados que declararon haber consumido este tipo de bebidas manifestaron haberlo hecho una vez por semana (37%), en tanto que dos de cada diez lo hicieron de dos a tres veces por semana (18%) y una proporción similar lo hizo en forma diaria (19%).
El consumo de alcohol es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres (83% bebió al menos una vez por semana, contra el 62% de las mujeres). No obstante, la mayor diferencia se observa a partir de la edad. Mientras que los individuos mayores de 50 años tienden a consumir alcohol diariamente (cerca de cuatro de cada diez, contra 5% entre los más jóvenes), las personas entre 18 a 34 años declararon con mayor frecuencia haber tomado alcohol una vez por semana (cuatro de cada diez, contra dos de cada diez entre los mayores de 50 años).
La mayoría de los entrevistados que consumió alcohol en el último mes declaró que, cuando bebe, suele tomar uno o dos tragos (56%). Dos de cada diez dijeron tomar tres o cuatro tragos (23%) y uno de cada diez respondió que toma cinco o más tragos (10%). El 8% dijo tomar menos de un trago, el 2% respondió que depende. La proporción de bebedores “fuertes” (entrevistados que suelen beber cinco o más tragos por ocasión) aumenta entre los hombres en relación a las mujeres (13% contra 5%) y entre los más jóvenes (alrededor del 20% entre los menores de 34 años, bajando drásticamente entre los mayores de 50 años).
Complementariamente con estos resultados, cuando se le preguntó a los consumidores de alcohol cuántas veces habían bebido cinco o más tragos de alcohol en una sola ocasión durante los últimos doce meses, el 56% respondió que lo había hecho al menos una vez. El porcentaje de hombres que declararon haber bebido al menos una vez más de cinco tragos en una sola ocasión duplica al de las mujeres (67% contra 33% de consumidores mujeres) y aumenta considerablemente a menor edad (76% entre los más jóvenes contra 38% entre los mayores de 65 años).

El consumo de alcohol al volante y los controles de alcoholemia

Las opiniones de los argentinos están divididas respecto de si los individuos son lo suficientemente responsables como para protegerse de los daños relacionados con el alcohol o si, por el contrario, es necesario que las autoridades públicas intervengan para proteger a sus ciudadanos. En efecto, mientras que el 45% de los encuestados consideró que las personas pueden cuidarse por sí solas, la misma proporción opinó que el Estado debería involucrarse (45%). En general, la opinión de que es necesaria la intervención de las autoridades es algo mayor entre los hombres comparados con las mujeres (48% contra 42%) y en el rango etáreo de 35 a 49 años (53%).
Existe un amplio consenso en nuestro país acerca de la efectividad de los controles de alcoholemia como herramienta para reducir el número de conductores alcoholizados. El 84% de los entrevistados considera que la realización de chequeos policiales de alcoholemia al azar en las calles reducen el consumo de alcohol de la gente antes de manejar (Totalmente de acuerdo: 63%; Algo de acuerdo: 21%), mientras que el 13% está en desacuerdo y el 3% no sabe o no contesta.
Al mismo tiempo, existe la creencia de que es necesario bajar el límite de alcohol permitido para conducir. Ocho de cada diez entrevistados (79%) se mostraron a favor de esta medida en tanto que el 14% se opuso.
No obstante, una proporción significativa de entrevistados declararon no conocer qué cantidad de tragos de bebidas alcohólicas es el nivel de alcohol en sangre permitido para conducir. Así lo admitieron cuatro de cada diez entrevistados (42%), mientras que el 36% respondió un trago; el 11% dos; el 4% tres o más; y el 8% ninguno. La proporción de entrevistados que dijeron no saber cuál es el límite permitido es similar para consumidores como no consumidores de alcohol (ambos cuatro de cada diez).
En nuestro país, la Ley de Tránsito Nacional tolera hasta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que equivale, según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), a dos vasos de vino o tres de cerveza. No, obstante, es importante resaltar que estas cantidades varían según el sexo y el peso de las personas.

Opiniones sobre posibles medidas vinculadas al consumo de alcohol

La mayoría de los argentinos son escépticos sobre la eficacia que tendría un aumento de precios de las bebidas alcohólicas para desalentar el consumo de los jóvenes y los bebedores fuertes. Seis de cada diez entrevistados consideraron que no lograría su cometido (60%) en tanto que un 34% consideró que podría tener éxito.
En lo que hace al consumo personal, si el precio de las bebidas alcohólicas aumentara un 25%, cuatro de cada diez entrevistados opinaron que comprarían menos cantidad (38%) mientras que cinco de cada diez (50%) seguirían comprando la misma cantidad. En el caso contrario, si el precio de las bebidas alcohólicas bajara un 25%, un cuarto de los entrevistados comprarían más cantidad de alcohol (25%) y el 62% seguiría comprando la misma cantidad.
Otras medidas indagadas orientadas a controlar el consumo de alcohol encontraron un fuerte apoyo en la población. Por ejemplo, nueve de cada diez entrevistados (88%) se mostraron a favor de poner advertencias y anuncios en las botellas de alcohol que alerten a mujeres embarazadas y conductores sobre los peligros del consumo de este tipo de bebidas, mientras que sólo se opuso el 6%. Por otra parte, el 80% de las personas consultadas estuvo de acuerdo con prohibir las publicidades sobre alcohol dirigidas a jóvenes, en tanto que un 16% rechazó esta medida. 

Apéndice: comparación con datos del Eurobarómetro

La comparación de los resultados del presente estudio con datos obtenidos por la encuesta Eurobarómetro realizada por TNS para la Comisión Europea en 2006, muestra algunas similitudes y diferencias interesantes entre nuestro país y el viejo continente.
En primer lugar, estos estudios revelan que el consumo de bebidas alcohólicas en Argentina se encuentra por debajo del nivel observado en Europa. Mientras que en Argentina un 44% de los entrevistados declaró haber consumido alcohol en los últimos 30 días, en Europa este porcentaje alcanza el 66%.
Al mismo tiempo, en Europa se da un fenómeno observado también en nuestro país: los jóvenes tienden a beber menos seguido que los más grandes pero en mayores cantidades que éstos últimos. Mientras que uno de cada diez europeos que bebieron alcohol en los últimos 30 días dijeron tomar normalmente cinco o más tragos, esta proporción alcanzó al 19% entre los menores de 25 años. La cantidad de tragos bebidos usualmente por género también es similar entre los consumidores de alcohol de Europa y Argentina: mientras que uno de cada diez hombres (13% tanto en Argentina como en Europa) declara beber normalmente 5 o más tragos por vez, esta proporción entre las mujeres es del 5% entre las argentinas y del 7% entre las europeas.
La proporción de argentinos y europeos que opinan que los chequeos de alcoholemia al azar en las calles ayudan a reducir el consumo de alcohol de la gente al manejar alcanza a ocho de cada diez en ambos casos. No obstante, tanto en el viejo continente como en Argentina, cuatro de cada diez declararon no saber cual era el límite de alcohol estipulado para conductores.
Finalmente, tanto europeos como argentinos coinciden en que se debería evitar la publicidad de bebidas alcohólicas dirigidas a los jóvenes. Ocho de cada diez entrevistados europeos y argentinos se pronunciaron en este sentido. También se recogió un alto nivel de consenso para la inclusión de advertencias para embarazadas y conductores en las botellas de alcohol: nueve de cada diez argentinos y ocho de cada diez europeos apoyaron esta medida.

FICHA TÉCNICA DEL ESTUDIO

Cobertura: Nacional. Universo: Población argentina adulta (18 años y más) Tamaño Muestral: 1000 entrevistas. Margen Error:  4.2% para los totales, con un nivel de confianza del 95%. Método Muestral: Probabilístico, polietápico, estratificado con cuotas de sexo y edad en el hogar. Técnica de Recolección: Entrevistas personales domiciliarias. Fecha de Campo: Mayo 2007

ENVIA TU COMENTARIO

0maximo 300 caracteres

ENVIAR

* Infobrand Digital no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Infobrand Digital se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

ME GUSTA

BREVES TOP 5

REGISTRATE

Completá el siguiente formulario y recibí el más amplio contenido de Infobrand.


powered by

Sistema de Gestion de Contenidos | Soluciones y Estrategias Online
1